martes, 28 de septiembre de 2010

Camino de Violines

Día a día hago lo mismo al pasar...
Sentado en el mismo banco delante de la misma gente con el mismo paisaje y el mismo clima.
Podría escribir mi nombre encima de las duras maderas barnizadas y de aspecto antiguo cual vagabundo.Que decirte si cada día pasas por el mismo sitio por el que ando yo y das los mismos pasos que doy yo.La diferencia no es otra, tu caminas con prisa o distraid@ con lo que pasa a tu alrededor...yo...yo soy igual que tu,pero al reves.

No es simplemente una calle creada para el ocio, representa un mundo lleno de una historia que es invisible a ojos inexpertos;
Sentado observo...te veo a ti mientras sales de esa tienda y dejas caer descuidadamente tu bolso y con mirada poseída por la brisa miras
al chico de tu derecha para que te ayude a recoger tus cosas.

Veo como esos ancianos relatan cuentos y anécdotas a los niños que distraídos se alejan de sus padres.
Veo como lloras en el banco de al lado por problemas con tu familia.
Veo como eres capaz de sacar una sonrisa a tus amigos.
Veo como paseas con tu novi@ de la mano por delante miá,y me picas un ojo.
Veo como la gente expresa lo que realmente siente.
Veo a ese violinista que me alegra siempre,no me hace falta palabras para expresarle mi agradecimiento por su música,solo basta con una mirada y una sonrisa.
Veo como personas desayunan,almuerzan y cenan.
Veo mi reflejo en los ojos de los demás,y llevo la misma camisa de ayer.
Te veo a ti,y tu me ves ami.

Un paso tras otro mirando al cielo ajeno de todo lo que me rodea mientras oigo un sonido de jazz relajante y pienso...¿tendrán sonido las nubes al chocar?
Es un paraíso de sueños que ha veces se cumplen y ha veces se tiernen en desgracia.
Piérdete en sus calles y veras que el sonido de las paredes cambia, se vuelve mas melancólico y a la vez tierno,encantador,mágico...un sonido que perdura
pues el tiempo no consigue calmar el sonido por el eco de numerosas personas, con vidas totalmente diferentes.
Parate y siéntate junto ami en esta gran calle de color gris, blanco es el paisaje y negro los edificios. el color de las personas puro fruto de tu imaginación.
Intenta disfrutar de cada paso por las pequeñas plaquetas de cemento.

Entra..quien sabe...a lo mejor vez gente desayunando,almorzando y cenando, y puede que hasta un chico con una mochila azul mirando al cielo mientras escucha a un violinista
jubilado, y después podrías ver esa pareja que pasa felizmente por tu lado, y esos ancianos hablando de sus batallas de guerra...o puede que no veas nada de esto, y tengas las suerte
de poder vivir una nueva historia.Una calle repleta de personas diferentes...no...la diferencia de las personas se unen en una misma calle.

Puede que leas esto y no vivas aquí, pero si tienes la suerte de venir, busca la calle señalada por las luces blancas de la noche, te estaré esperando;

En el 3º banco de la izquierda de TRIANA.

By:Gachett

No hay comentarios:

Publicar un comentario