miércoles, 20 de octubre de 2010

Mar de Lágrimas

Cada noche mi sueño es interrumpido por gritos estremecedores que llenan mi alma de odio..voces que abundan mi mente deseosas de la propia muerte...deseos de premiar al mundo de una imagen nunca contada.

3 de junio de 1944.

Mis ojos aun en un profundo sueño no se cierran...son conscientes de la horrible imagen que han presenciado día a día durante estos 5 años, lejos de un verde claro.
Mi cuerpo yace depositado en una estrecha franja de leña protegida por una muralla de bolsas rellenas de simple arena..comparto mi propio oxigeno con cien hombres unidos por un pensamiento...volver a casa. Cada día, intento levantarme pensando que no es mi final..pero..es un deseo tan absurdo, intento no mirar a nadie a los ojos, pues me produce mas dolor el mirar de uno de mis compañeros cuyos ojos retienen miles de lagrimas por cada uno de sus amigos caídos, que cualquier otra cosa en este mundo.
Rutinario en mi..mi cara fijada en un trozo de cristal a modo de espejo ..repudiada por seguir mirando..me odio...deseo la muerte..pero no obtengo mi gloria, sigo vivo cuando los demás mueren..solo quiero dejar de soportar kilos de sentimientos y lagrimas, y poder descansar junto a ellos.Mi vestimenta...color de lo no deseado..color de tristeza..mis botas manchadas de sangre..no consigo despegar el olor putrefacto de pólvora mezclada con odio.Mi miedo diario...la banda sonora de lo inesperado salida del sonar de una corneta...el principio de un día que ya esta acabado.

Cincuenta hombres llevados a una zona llameante de peligro, pero...ya no siento el miedo..
Bajar del vehículo me resulta tan duro,nunca sabre si volveré a subir en el..no se si volveré a ver a uno de estos hombres al anochecer,no se si ellos me verán ami.Con gran fuerza ato mi existencia a las balas que sedientas, esperan el momento de salir ...arrebatando la vida. Mientras mis piernas corren, mi mente se cierne en un fondo blanco provocando que mis extremidades actúen por impulsos sin tiempo para pensar..convertidome en un ser irracional cuya meta es sobrevivir...no me importa nada..nadie..solo estoy yo.
El estruendo de la metralla desgarrando los tejidos de mis compañeros abunda mi cuerpo tembloroso de miedo, no quiero ver..rezo porque una parte de mi se pare y así obtener el castigo que merezco,pero no puedo parar.
Cincuenta eramos al comienzo...mis manos ríen malamente... al ver que los que quedamoscon vida se pueden contar con los dedos, el tiempo se para,para ver como es masacrado un pelotón a cinco minutos de haber bajado del vehículo...cinco minutos.Mi cabeza se levanta, un héroe dicen que soy por haber sobrevivido,no..no soy un héroe..los que vivimos solo somos despojos a la orden de un sistema..los que perecen son héroes cuales recordar.

Veo como hombres alardean de sus capacidades,de sus músculos y dotes para la batalla..y veo como sus ojos derraman litros en sangre, mientras sujetan su rifle implorando que les rescaten.
He visto como hermanos fallecen juntos, como hombres con familia gritaban en su ultimo aliento el nombre de sus hijos,he visto como la carne se convierte en polvo,y el polvo en olvido,he hablado con personas al esconder del sol y en el campo de batalla suplicarme que los
matase,he presenciado como el honor de un hombre hace mella en los corazones de sus seguidores y de como estos mueren sin saber el porque.
Mis manos se han detenido frente al enemigo y mis dedos han llorado al apretar el gatillo mientras mi objetivo me señala el cielo con la mirada..he teñido de negro mis sueños, donde muero y me siento feliz..donde la muerte es mi alivio... paz.
Cada día se me hace mas duro, el soportar de los lamentos de cientos acogidos al destino mas hostil de la humanidad, sin elección alguna..como sus caminos son pisados por gigantes, cuyo deseo es el dinero... vidas masacradas por una obligación.

Mis ojos no quieres cerrarse...no pueden..levanto la mirada a la tento al susurro del ondear de la bandera, que me hace pensar que mi latido sera el suspiro de uno de mis seres queridos..no estoy aquí por mi..sino por ellos.

La noche aclama serenidad..la oscuridad se tierna sobre mi, calmando mis sentidos y provocandome una placentera sensación de bienestar por vivir, vuelvo a mi tienda donde descargo mis pensamientos en un diario, apoyado sobre un lecho de hierbas, mientras observo como las rodillas de un soldado mal herido tocan el suelo y su cabeza roza la desesperación..sus manos incontrolables sacan de su guantera una arma... apuntando a su cabeza..
su cuerpo cae rendido provocando el rugir de la tierra..el llorar de las nubes.......
Las paginas de mi diario se cierran..se han manchado de un rojo intenso..nunca se volverá a leer..mis manos no lo volverán a abrir..nunca volveré a pensar en el...
nunca volveré...Este es mi Fin..y Tu comienzo.

By:Gachett

1 comentario:

  1. Muy pero que muy bueno Dani, como me gusta a mi como escribes coño..xDDD
    y solo tengo una cosa que añadir...

    Un hombre, cualquier hombre, vale más que una bandera, cualquier bandera. (Eduardo Chillida)

    ResponderEliminar